Flotante de Combustible

Un día de repente, la aguija del marcador de combustible se fue al fondo.



Por suerte estas maravillosas maquinas nos permiten fácilmente solucionar este tipo de problemas menores.

Gracias a la receta que me paso Titanio que me dijo, a no preocuparse, es el cablecito móvil del flotante.

Así que emprendí el cambiazo del mencionado p*** cablecito.

A levantar las alfombras y manos a la obra.















Esta fue la parte mas compleja, aflojar la tapa a rosca que une el flotante al tanque. Es rosca comun pero esta muuuuuy agarrado. Con cariño wd40 y unos golpes sale bien.







El cable se había desintegrado.









Aquí el cable reemplazado por uno de los que comúnmente hay en los parlantes los que están entre el cono de papel y la bobina de abajo. Estos son muy flexibles. Gentileza de Titanio.



La aguja vuelve a cobrar vida.



Como dije al principio, es la ventaja de ser chatas tan nobles y simples que en un rato ya estas listas nuevamente.

Pancho

Fotos